8/8/14

Planes de Negocio en la mira

POR LOURDES FRUGONI- El Plan de Negocios es el foco de debate entre dos de nuestros referentes, a quienes consultamos para que nos dieran su opinión. 

En contra, según Santiago Bilinkis 
Hoy en día, al menos en la mayoría de los proyectos, no es necesario llevar a cabo Planes de Negocios. Suelen ser inútiles y convertirse en una pérdida de tiempo. En el caso puntual de los emprendimientos netamente tecnológicos, pueden resultar hasta contraproducentes. Todo emprendimiento es una práctica y no una teoría. Partiendo de esa base, hay que encarar todo tipo de proyectos desde un enfoque más experimental. La clave está en dejar de lado las opiniones o especulaciones para pasar directamente a la experimentación. Suena fácil… pero ¡ojo!, tampoco es cuestión de tirarse a la pileta. Que quede bien en claro que prescindir de un Plan de Negocios poco tiene que ver con la improvisación. Saber todo –absolutamente todo– acerca de nuestro proyecto es siempre imprescindible. Los Planes de Negocios –que alguna vez nacieron como una herramienta para presentar a terceros– son solo una especulación teórica con proyecciones a largo plazo que, en muchos casos, poco tienen que ver con la realidad. Hoy el secreto está en presentar, de forma concisa y puntual, resultados concretos basados en experimentos reales. Puntos clave a tener en cuenta: 1. Dejar de lado un Plan de Negocio no implica dejar de ser metódicos (¡los emprendimientos de hoy suelen ser cien veces más metódicos que cuando se usaban los planes de negocios!). 2. Conocer en profundidad nuestro emprendimiento es esencial. 3. Poner en práctica: salir al mercado, probar y re-comprobar. 4. Realizar una presentación acotada o deck a potenciales inversores, mostrando resultados empíricos y reales. (Hay que saberlo todo –y haberlo comprobado todo– para poder contar lo importante en apenas una decena de slides). 5. Estar totalmente preparados para las preguntas “difíciles” del inversor. Responder de manera clara, breve y contundente es tan importante como el contendido de nuestra presentación.

A favor, según Nicolás Lanusse 
El Plan de Negocios es clave al momento de idear un proyecto. Por eso es sumamente importante que sea realizado por el mismo emprendedor –en lugar de ser tercerizado–, ya que la riqueza está en la experiencia de llevarlo a cabo. Lo verdaderamente valioso es el camino recorrido para lograr concretarlo y el aprovechar todo el conocimiento adquirido durante su elaboración. Estudiar “las famosas 4 P” –Producto/Servicio, Precio, Plaza (Distribución) y Promoción (Comunicación)– es fundamental para entender el cambiante mercado. En la mayoría de los casos, los emprendedores suelen concebir un producto o servicio desde lo que se ha venido haciendo, sin tener en cuenta las necesidades del mercado. La verdadera oportunidad está en entender qué es lo que se puede ofrecer, sobre la base de lo que está faltando. Estudiar la competencia y analizar dónde radican las oportunidades, para luego ofrecer un producto o servicio con mayor valor agregado. Tips para aprovechar un Plan de Negocios: 1. Comprometer a todo el equipo durante su elaboración. 2. Describir los riesgos posibles y contemplar soluciones (pensar un Plan B). 3. Diseñar un Plan de Negocios coherente. 4. Estimar las ventas según la demanda del mercado. 5. Diseñar un Plan de Negocios alineado con la realidad. 6. Conocer en profundidad la industria en la cual se planea invertir. 7. Desarrollar un Plan de Negocios breve y conciso. 8. Ser flexibles. Todo lo planeado puede cambiar (¡más en nuestro país!). Para ser emprendedor, hay que tener una "buena cintura" para afrontar los constantes cambios.

Fuente: www.inicia.org.ar

0 comentarios: